Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

DECRETO 73/2004, de 22 de abril, del Consejo de Gobierno, por el que se establece para la Comunidad de Madrid el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria según la ordenación regulada en la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación.
PARTE III



Educación Plástica

Introducción

Entre las finalidades de la asignatura de Educación Plástica están, por una parte, dotar al alumno de los métodos y habilidades necesarios para poder expresarse con lenguaje gráfico-plástico, y por otra, poder juzgar y apreciar el hecho artístico.

El desarrollo del individuo se realiza a partir de estímulos sensoriales, gran parte de los cuales son de naturaleza visual y táctil.

La información recibida a través de estos estímulos proviene de la naturaleza y de las obras creadas por el hombre. Para que dicha información pueda ser asimilada, es necesario reflexionar críticamente sobre el entorno visual y plástico.

El punto de partida de la asignatura deberá ser la realidad cotidiana, tanto natural como de imágenes y hechos plásticos, en la que viven inmersos los alumnos y donde están los objetos de los distintos diseños y las imágenes transmitidas por los diversos medios: Cine, televisión, imagen digital, etcétera.

Ese mundo visual y táctil se manifiesta a través de un lenguaje: el lenguaje plástico, cuyo conocimiento constituye el fundamento de la asignatura.

Como cualquier lenguaje, el lenguaje plástico necesita de dos niveles de comunicación: Saber comprender-saber ver y saber expresarse-saber hacer.

El saber ver constituye un proceso físico-psíquico, en el que la percepción inmediata debe ser, en primer lugar, la base para el inicio de un proceso de sensibilización y, posteriormente, de una comprensión más racional.

El saber hacer implica el saber ver y se manifiesta de dos modos: la expresión y la representación. Para ambos modos se precisa de una herramienta o instrumentación.

En un mundo de imágenes y hechos plásticos, es necesario capacitar a los individuos para apreciar, analizar, expresar y criticar la información visual que reciben. La asignatura de Educación

Plástica tiene como objetivo fundamental el desarrollo de estas capacidades.

La Educación Plástica posibilita e incide en el proceso de relación con todo lo que la rodea a que está sometida la persona, teniendo en cuenta los diferentes momentos evolutivos, con el fin de potenciar su desarrollo.

Se desarrollará la capacidad creadora de los alumnos a través de las experiencias de los trabajos realizados por ellos. Con este fin, se protegerá la expresión individual, estimulándose la iniciativa y la espontaneidad. Ésta es una enseñanza activa con respuestas inmediatas, en la que el alumno debe buscar soluciones en vez de expresar la respuesta del profesor. Para ello las propuestas generales deben de ser cortas, a fin de poder profundizar de forma individual en cada alumno según su personalidad.

En el primer curso de la Educación Secundaria Obligatoria se iniciará el proceso de sensibilización al contenido plástico del entorno del alumno y el acercamiento al significado de los mensajes visuales se hará desde lo concreto, determinando los elementos constitutivos de dichos mensajes por medio de su reconocimiento y diferenciación, aumentando así las capacidades perceptivas.

Se tratará, al mismo tiempo, de que el alumno descubra las posibilidades expresivas de las formas reales y su interpretación, y así estimular su capacidad creativa.

También, en este primer curso, el alumno irá adquiriendo ciertas habilidades en el uso de los distintos medios expresivos o destrezas del lenguaje plástico.

Los alumnos que cursen esta asignatura en el tercer curso de la etapa —y, en su caso, en cuarto— profundizarán en la percepción, analizando el entorno natural y cultural, sintetizando los elementos constitutivos en un proceso creativo personal.

La naturaleza de la asignatura permite establecer una serie de ideas centrales que proporcionen continuidad en el tratamiento de los contenidos a lo largo de los cursos de la etapa en los que se imparte, de forma que el alumno pueda relacionar y progresar, retomando cada nuevo proceso allí donde se quedó anteriormente, y ser capaz de alcanzar mayores nivele


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2021 Siena, S.A.