Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

DECRETO 250/2005, de 20 de septiembre, por el que se establece el currículo del Grado Elemental y del Grado Medio de las enseñanzas de música y el acceso a dichos Grados.
PARTE VI


14.– Reconocer auditivamente diferentes timbres instrumentales. Se pretende constatar la familiarización del alumno con los timbres provenientes de otros instrumentos diferentes del que constituye su especialidad.

15.– Reconocer auditivamente modos de ataque, articulaciones, matices y ornamentos de una obra o fragmento. Se trata en este caso de comprobar la capacidad de observación del alumno de aspectos directamente relacionados con la interpretación y expresión musicales.

16.– Improvisar vocal o instrumentalmente sobre un esquema armónico dado. Este criterio de evaluación va ordenado a comprobar, dentro del nivel adecuado, la comprensión por parte del alumno de la relación entre armonía y voces melódicas.

17.– Entonar fragmentos memorizados de obras de repertorio seleccionados entre los propuestos por el alumno. Este criterio trata de evaluar el conocimiento de las obras de repertorio y la capacidad de memorización.

18.– Aplicar libremente ritmos percutidos a un fragmento musical escuchado. Se busca aquí evaluar la capacidad de iniciativa implicando, además, el reconocimiento rápido de aspectos rítmicos y expresivos de la obra en cuestión.

19.– Aplicar bajos armónicos sencillos, vocal o gráficamente, a una melodía previamente escuchada. Este criterio pretende buscar la asociación melodía-armonía imaginando ésta desde la melodía escuchada.



20.– Situar con la mayor aproximación posible la época, el estilo y, en su caso, el autor de una obra escuchada. Se trata de una propuesta para fomentar la curiosidad y la atención del alumno al escuchar música, haciéndose consciente de los caracteres generales que identifican estilos y autores.

21.– Analizar una obra de su repertorio instrumental, como situación históricas, autor y características musicales de la misma: armónicas, formales, tímbricas, etc. Intenta este criterio potenciar loa hábitos del estudio inteligente y riguroso, haciéndose consciente de las circunstancias técnicas y sociales que rodean a la obra artística.


LENGUAS EXTRANJERAS APLICADAS

AL CANTO


Introducción

El canto es la única disciplina musical que está indisolublemente ligada a otras disciplinas a través de uno de sus medios primordiales de expresión: la palabra.

El texto está en el origen mismo de toda la música cantada, hasta el punto de que los comienzos de la literatura deben ir a buscarse en los primeros testimonios que se conservan de ceremonias religiosas y de lírica popular que fueron compuestos para ser cantados.

A partir de ahí, toda la historia de la música vocal adquiere una riqueza de importancia incomparable, creando sus propios géneros, hasta el punto de que prácticamente ningún compositor se ha resistido a escribir para el canto en cualquiera de sus vertientes.

De ese modo, texto y música están indisolublemente unidos desde su origen en la música cantada.

Por esta razón, también la enseñanza de la música cantada debe incluir una asignatura destinada a los diferentes idiomas y su aplicación al canto.

El estudio de las lenguas extranjeras: italiano, francés, alemán, debe hacer hincapié en la importancia del texto como mensaje cuyo contenido hay que comunicar.

Esta importancia debe relacionarse en dos esferas: la esfera de la comprensión y el plano de la comunicación a través de la correcta articulación, en un primer grado, y de la expresión de dicho contenido.

Hay que partir de la base -es necesario repetirlo y nunca olvidarlo- de que el texto supone el cincuenta por ciento de la música cantada.

El estudiante de canto debe comprender aquello que está cantando. Esta premisa es absolutamente primordial como punto de partida. De otro modo, todo serán obstáculos para él a la hora de comunicarse. Para ello son necesarias unas nociones elementales del idioma cantado, a fin de que se familiarice con él, así como del vocabulario específico más frecuente en el idioma cantado.

A partir de la comprensión, el otro aspecto fundamental a tener e


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2021 Siena, S.A.