Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

REAL DECRETO 704/1999, de 30 de abril, por el que se regulan los procedimientos de selección para el ingreso en los centros universitarios de los estudiantes que reúnan los requisitos legales necesarios para el acceso a la Universidad.

El Real Decreto 1005/1991, de 14 de junio, modificado por el 1060/1992, de 4 de septiembre, dictado en aplicación de las previsiones del artículo 26.1 de la Ley Orgánica 11/1983, de 25 de agosto, de Reforma Universitaria, reguló los procedimientos para el ingreso en los centros universitarios, con un triple objetivo:

Aumentar, en primer lugar, las posibilidades de los estudiantes en cuanto al acceso a los estudios demandados en primera opción, permitiendo, de una parte, la creación del denominado «distrito único», por el que todas las Universidades de una Comunidad Autónoma podían ser consideradas como una sola a la hora de la asignación de plazas; de otra, la creación del denominado «distrito compartido», que obligaba a las Universidades a reservar algunas plazas para estudiantes procedentes de otras distintas; y, finalmente, la posibilidad de repetir, por una sola vez, en la misma Universidad y en la convocatoria de junio del curso académico siguiente, las pruebas de acceso con el fin de mejorar sus calificaciones y poder acceder a los estudios de su preferencia.

En segundo lugar, adaptar la demanda de plazas universitarias a las disponibilidades docentes reales y la distribución de los estudiantes entre los distintos centros universitarios, para lo que estableció prioridades y criterios de valoración, estos últimos basados en los méritos aducidos por cada estudiante.

En tercer lugar, estableciendo una reserva de plazas en las Universidades para grupos de estudiantes determinados con el objetivo de garantizar efectivamente el derecho constitucional a la educación, como es el caso de los estudiantes que ya disponen de una titulación universitaria o su equivalente; o la necesaria interconexión entre los distintos sectores del sistema educativo, como es el caso de los titulados de formación profesional; o para conseguir la más completa realización personal e integración social de los estudiantes, como en el caso de los discapacitados con severas minusvalías; o, finalmente, dar respuesta a la posible reciprocidad en el caso de estudiantes extranjeros.

La implantación de las enseñanzas de bachillerato y de los ciclos formativos de grado superior de la formación profesional, derivados de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE); el deseo de favorecer, al máximo, el acceso a las enseñanzas a las que cada estudiante se sienta vocacionalmente inclinado y de incrementar la movilidad estudiantil; así como la experiencia obtenida con la aplicación del Real Decreto 1005/1991, antes citado, hace necesaria la modificación de los procedimientos de selección para la adjudicación de plazas en las enseñanzas universitarias, lo que se lleva a cabo con el presente Real Decreto que, para su mejor lectura y comprensión, reúne en un solo texto las normas dispersas que actualmente regulan esta problemática.

Con la vista puesta en los objetivos señalados, el presente Real Decreto introduce, entre otras, las siguientes innovaciones:

a) Se incorpora la regulación referente a los estudiantes procedentes del nuevo bachillerato y de los ciclos formativos de grado superior de la formación profesional, manteniendo, al mismo tiempo, y en tanto se extinguen, la relativa a los estudiantes procedentes del bachillerato derivado de la Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación, y del bachillerato experimental, así como la referente a los estudiantes procedentes de la formación profesional de segundo grado y de los módulos profesionales experimentales de nivel 3.

b) La admisión de estudiantes se realiza, no en función de los centros, en los que se puede impartir diversas enseñanzas, sino de acuerdo con las plazas ofertadas en cada una de ellas.

c) Se regula específicamente la admisión a segundos ciclos de estudios universitarios, cuando la demanda de plazas sea superior a su oferta, previniéndose el reconocimiento de los complementos de formación superados por el estudiante en cual


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2018 Siena, S.A.