Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

Orden de la consejera de Educación y Cultura de 8 de septiembre
de 2008 para la cual se establece el desarrollo curricular de
las enseñanzas elementales de danza para el curso 2008/2009.


La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en el artículo 3,
define las enseñanzas artísticas como enseñanzas de régimen especial. El artículo
45 de la mencionada Ley, establece como enseñanzas artísticas los siguientes:
enseñanzas elementales de música y de danza, enseñanzas artísticas profesionales
y enseñanzas artísticas superiores.
La misma Ley, en el artículo 48, establece que las enseñanzas elementales
de danza tendrán las características y la organización que la Administración
educativa determine.
Por otro lado, el Real Decreto 806/2006, de 30 de junio, por el cual se
establece el calendario de aplicación de la nueva Ordenación del sistema educativo,
establecida por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en
su artículo 20 establece que el curso 2007/2008 se implantarán con carácter
general las enseñanzas elementales de danza.
La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del
Sistema Educativo supuso un cambio sustancial para las enseñanzas de danza
que se concretó con el desarrollo curricular en materia de enseñanzas de danza
mediante el Real Decreto 755/1992, de 26 de junio, por el cual se establecían los
aspectos básicos del currículum del grado elemental de las enseñanzas de danza;
y la Orden, de 1 de agosto de 1992 por la cual se establecía el currículum del
grado elemental de danza y se regulaba el acceso al mencionado grado para el
ámbito de competencia del Ministerio de Educación y Ciencia.
En la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, no se ha producido,
hasta el momento actual, un desarrollo curricular propio de enseñanzas elementales
ni profesionales de danza. En consecuencia, las enseñanzas elementales de
danza han sido reguladas intercediendo subsidiariamente la Orden, de 1 de agosto
de 1992 citada anteriormente.
Si tenemos en cuenta que el Real Decreto 85/2007, de 26 de enero, por el
cual se fijan los aspectos básicos del currículum de las enseñanzas profesionales
de danza reguladas por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación,
se publicó en el BOE el día 13 de febrero de 2007, el tiempo necesario para la
redacción de un Decreto que regule este currículum de tal forma que toda la
comunidad educativa pueda participar en su elaboración y la duración de la tramitación
para la aprobación del mencionado Decreto, parece razonable disponer
de un margen ancho de tiempo.
Además, los tres Conservatorios Profesionales de Música y Danza de las
Islas Baleares, han solicitado unánimemente para el curso 2008/2009 poder continuar
con el mínimo número de cambios en la estructura curricular actual con
el fin de disponer de más tiempo para la elaboración definitiva del currículum
de sus enseñanzas, cosa que permitiría una mejor adaptación y serviría a la vez
de nexo de unión entre la estructura y organización de las enseñanzas elementales
y profesionales de danza anteriores y posteriores a la Ley Orgánica 2/2006,
de 3 de en mayo, de Educación.
Atendiendo a la exposición anterior y visto que ya se ha iniciado el proceso
de elaboración del Decreto de currículum propio de las Islas Baleares,
Por todo eso, y a propuesta de la Dirección General de Formación
Profesional y Aprendizaje Permanente, dicto la siguiente
ORDEN
Artículo 1
Objeto
La presente Orden tiene por objeto regular el currículum y los criterios y
pruebas de ingreso de las enseñanzas elementales de danza en la Comunidad
Autónoma de las Islas Baleares para el curso 2008/2009, de acuerdo con la Ley
Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.
Artículo 2
Organización
Las enseñanzas elementales de danza se organizarán en cuatro cursos.
Artículo 3
Objetivos de las enseñanzas elementales de danza
Las enseñanzas elementales de danza tendrán como objetivo contribuir a
desarrollar en los alumnos las siguientes capacidades:
a) Apreciar la importancia de la danza como lenguaje artístico y medio de
expresión cultural de los pueblos y de las personas.
b) Expresarse con sensibilidad para comprender, interpretar y disfrutar de
la danza, así como para tomar conciencia de las posibilidades de realizarse profesionalmente
con ella.
c) Conocer y valorar el dominio del propio cuerpo y su importancia en el
desarrollo de la técnica y expresión artística de la danza.
d) Relacionar los conocimientos musicales con los códigos del movimiento
aprendidos, con la finalidad de adquirir las bases que permitan desarrollar
la interpretación artística de la danza.
e) Realizar evoluciones rítmicas en primer lugar para conseguir, posteriormente,
danzar en conjunto con otras personas.
f) Utilizar la memoria como una parte integrante de la capacidad de danzar
y la improvisación como un medio creativo y de mayor libertad de expresión.
g) Conocer el propio cuerpo con el objetivo de adquirir la capacidad de
observarse, siendo críticos con uno mismo y buscar soluciones prácticas a los
problemas que surjan en el desarrollo de los ejercicios o fragmentos de material
coreográficos.
h) Reconocer la importancia de la concentración previa a la interpretación
artística como punto de partida para una correcta ejecución.
Artículo 4
Currículum
A los efectos de lo dispuesto en esta Orden, se entiende por currículum de
las enseñanzas elementales de danza el conjunto de objetivos, contenidos y criterios
de evaluación que tienen que regular la práctica docente en esta enseñanza.
Artículo 5
Asignaturas que constituyen el currículum
1. Las enseñanzas elementales de danza se organizarán en las asignaturas
siguientes:
a) Danza clásica.
b) Danza española.
c) Música.
2. Las asignaturas correspondientes a cada curso de las enseñanzas elementales
de danza y los tiempos lectivos de cada una de ellas son los que se
establecen en el Anexo I de la presente Orden.
3. Los contenidos, objetivos y criterios de evaluación de cada asignatura
del currículum de las enseñanzas elementales de danza se incluyen en el Anexo
II de la presente Orden.
Artículo 6
Proyecto curricular y programaciones
1. Los centros docentes concretarán y completarán el currículum de las
enseñanzas elementales de danza mediante la elaboración del correspondiente
proyecto curricular.
2. El proyecto curricular incluirá la distribución por cursos de los objetivos,
contenidos y criterios de evaluación y también la programación de cada
asignatura. La mencionada distribución no tendrá que variar para un mismo
grupo de alumnos a lo largo de las enseñanzas elementales.
3. El proyecto curricular formará parte de la programación de la actividad
docente del mencionado centro y se incorporará a la programación general
correspondiente.
4. Los profesores desarrollarán las programaciones de su actividad docente
de acuerdo con el currículum y con el proyecto curricular.
Artículo 7
Tutoría
1. La función de tutoría y orientación, que forma parte de la función
docente, se desarrollará a lo largo de cada uno de los cuatro cursos de las enseñanzas
elementales.
2. El profesor tutor de un grupo de alumnos tierna la responsabilidad de
coordinar tanto la evaluación como los procesos de enseñanza y de aprendizaje
y realizará la función de orientación personal de los alumnos.
Artículo 8
Evaluación
1. La evaluación en las enseñanzas elementales de danza se llevará a cabo
teniendo en cuenta los objetivos y los criterios de evaluación establecidos en el
currículum.
2. La evaluación del aprendizaje de los alumnos será continua e integradora,
todavía que diferenciada según las diferentes asignaturas del currículum.
3. La evaluación será realizada por el conjunto de profesores del alumno
coordinados por el profesor/a tutor/a; actuando, los mencionados profesores, de
manera integrada a lo largo del proceso de evaluación y en la adopción de las
decisiones resultantes del mencionado proceso.
4. Los profesores/as evaluarán tanto el aprendizaje de los alumnos como
los procesos de enseñanza y su propia práctica docente.
5. Las sesiones de evaluación se celebrarán al menos una vez cada trimestre.
6. La evaluación y calificación final de los alumnos se celebrará en el mes
de junio.
7. En las enseñanzas elementales de danza los resultados de la evaluación
final de las diferentes asignaturas se expresarán mediante los términos «apto» y
«no apto».
Artículo 9
Promoción
1. Los alumnos promocionarán de curso cuando hayan superado las asignaturas
cursadas o tengan evaluación negativa como máximo de una asignatura.
2. En las enseñanzas elementales de danza, la calificación negativa en dos
o más asignaturas de uno o dos cursos impedirá la promoción de un alumno al
curso siguiente. La recuperación de la asignatura, excepto cuando ésta corresponda
al cuarto curso, tendrá que realizarse en la clase del curso siguiente. En
el caso de que la asignatura corresponda al cuarto curso, el alumno tendrá que
realizar su recuperación dentro del mismo curso.
3. En el caso de cuarto curso de las enseñanzas elementales de danza, los
alumnos que sólo suspendan una asignatura repetirán únicamente la asignatura
pendiente y los que suspendan dos o más repetirán todo el curso.
Artículo 10
Límite de permanencia
1. El límite de permanencia en las enseñanzas elementales de danza será
de cinco cursos, sin que en ningún caso los alumnos puedan permanecer más de
dos años en el mismo curso.
2. Con carácter excepcional, podrá ampliarse en un año la permanencia en
supuestos de enfermedad que perturbe substancialmente el desarrollo de los
estudios u otros que merezcan igual consideración. Corresponderá a la
Dirección General de Formación Profesional y Aprendizaje Permanente de la
Consejería de Educación y Cultura conceder la mencionada ampliación a solicitud
del interesado y previo informe del centro.
Artículo 11
Titulación
Los alumnos que al finalizar las enseñanzas elementales de danza alcancen
los objetivos del mismo recibirán el correspondiente certificado acreditativo
de Enseñanzas elementales de danza.
Artículo 12
Documentos de evaluación
1. Los documentos de evaluación a las enseñanzas elementales de danza
son: el expediente académico personal, los actos de evaluación, el certificado
académico a efectos de traslado y los informes de evaluación individualizados.
2. El certificado académico a efectos de traslado de centro se ajustará en
su contenido al modelo que se recoge en el Anexo III de la presente Orden.
3. El certificado académico a efectos de traslado será remitido por el centro
de origen al de destino, a petición de éste, cuando un alumno se traslade de
centro antes de haber concluido las enseñanzas elementales de danza.
4. En el caso de que un alumno se traslade a otro centro antes de haber
finalizado el curso, el certificado académico irá acompañado de un informe de
evaluación individualizado en el cual se recogerá toda aquella información que
resulte necesaria para la continuidad del proceso de aprendizaje. Será elaborado
por el tutor del curso que el alumno esté realizando en el centro, a partir de los
datos facilitados por los profesores de las diferentes asignaturas.
5. En el caso de alumnos de centros privados autorizados, los centros
públicos a los que estén adscritos llenarán una diligencia en la que constará que
las calificaciones que figuran en el certificado de traslado concuerdan con los
actos que constan en el Conservatorio.
6. El certificado académico a efectos de traslado y, en su caso, los informes
de evaluación individualizados tendrán que ser redactados en forma bilingüe
cuando lo pidan los alumnos o sus representantes legales o cuando se trate
de traslados fuera del ámbito de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.
7. Los documentos de evaluación tendrán las firmas fehacientes de las
personas que corresponda en cada caso, con indicación del cargo que ocupan.
Bajo las mismas constará el nombre y los apellidos del firmante.
Artículo 13
Acceso a las enseñanzas elementales de danza
1. Para acceder a las enseñanzas elementales de danza será necesario
superar una prueba de acceso específica. Podrá accederse mediante esta prueba
a cualquiera de los cuatro cursos de las enseñanzas elementales de danza.
2. La prueba de acceso específica para el primer curso de enseñanzas elementales
de danza tiene la finalidad de valorar las aptitudes del futuro alumno
sin evaluar los conocimientos previos.
3. Las pruebas de acceso específicas para los cursos segundo, tercero y
cuarto serán pruebas de valoración de aptitudes físicas y expresivas de los aspirantes
en relación a la danza, con su sentido musical.
4. Las pruebas establecidas en los puntos segundo y tercero de este artículo
serán evaluadas por tres profesores nombrados a tal efecto por el director
del centro.
5. Las pruebas de acceso específicas se valorarán de 0 a 10 puntos con un
decimal, siendo necesaria una puntuación igual o superior a los 5 puntos para su
superación.
6. La superación de la prueba de acceso faculta exclusivamente para poder
matricularse, si se obtiene plaza, en el curso académico por el cual haya sido
convocada.
7. La regulación de los procesos de admisión y matriculación de alumnos
fijará las edades idóneas para iniciar los estudios en la especialidad de danza.
8. La ordenación específica de las enseñanzas elementales de danza no
contempla poder realizar pruebas de acceso además de un curso de las enseñanzas
elementales de danza.
Artículo 14
Admisión y matriculación de alumnos
1. La admisión de alumnos estará sometida a los principios de igualdad,
mérito y capacidad y supeditada a las calificaciones obtenidas en la prueba específica
de acceso.
2. Corresponde a la Consejería de Educación y Cultura la regulación de
los procesos de admisión y matriculación de alumnos.
3. Es competencia del consejo escolar de cada centro autorizar, con carácter
excepcional, la matriculación en más de un curso académico a aquellos
alumnos que, previa orientación del profesorado así lo soliciten, siempre que el
informe del conjunto de profesores asegure la adecuada capacidad de aprendizaje.
Disposición adicional primera
Alumnos con discapacidad
Los centros adoptarán las medidas oportunas para la adaptación del currículum
a las necesidades del alumnado con discapacidad. En todo caso, estas
adaptaciones tendrán que respetar esencialmente los objetivos fijados por la presente
Orden.
Disposición adicional segunda
Incorporación de alumnos procedentes de planes de estudios anteriores
1. Equivalencias, a efectos académicos, de las enseñanzas de danza del
Plan de estudios regulado por la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de
Ordenación General del Sistema educativo, con las correspondientes al Plan de
estudios regulado por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.
TABLA DE EQUIVALENCIAS
Plan de Estudios regulado por la Ley Plan de Estudios regulado por la Ley
orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Orgánica 2/2006, de 3 de mayo,
Ordenación General del de educación
Sistema educativo
1r curso grado elemental de danza 1r curso enseñanzas elementales de danza
2º curso grado elemental de danza 2º curso enseñanzas elementales de danza
3r curso grado elemental de danza 3r curso enseñanzas elementales de danza
4º curso grado elemental de danza 4º curso enseñanzas elementales de danza
2. Cuando un alumno haya suspendido dos o más asignaturas del curso
que esté realizando de las enseñanzas de grado elemental de danza establecidos
en la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema
Educativo, se incorporará al mismo curso de las enseñanzas elementales de
danza establecidas por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y
regulados por la presente Orden, que tendrá que realizar completa.
3. Cuando un alumno tenga calificación negativa en una asignatura del
curso que esté realizando de las enseñanzas de grado elemental de danza establecidas
en la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del
Sistema Educativo, se incorporará al curso siguiente de las enseñanzas elementales
de danza establecidas por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de
Educación, y regulados por la presente Orden. La recuperación de la asignatura
pendiente se llevará a cabo de la misma forma prevista en el punto 1 del artículo
10 de esta Orden.
Disposición final primera
Se autoriza a la Dirección General de Formación Profesional y
Aprendizaje Permanente a dictar las disposiciones que sean precisas para la
aplicación de lo establecido en la presente Orden.
Disposición final segunda
La presente Orden entrará en vigor al día siguiente de su publicación en
el Boletín Oficial de las Islas Baleares.
Palma, 8 de septiembre de 2008
La consejera de Educación y Cultura
Bárbara Galmés Chicón
ANEXO 1
Enseñanzas elementales de danza: asignaturas y tiempos lectivos para todas
las especialidades
ASIGNATURAS HORAS SEMANALES
1r Curso 2º Curso 3r Curso 4º Curso
Danza clásica 3:00h 4:30h 6:00h 6:00h
Danza española 1:30h 2:00h 2:30h 3:00h
Música 1:00h 1:00h 1:00h 1:00h
ANEXO 2
Asignaturas de las Enseñanzas elementales de danza
DANZA CLÁSICA
Introducción
Después de un proceso que empieza en la cultura europea occidental en
los albores del Renacimiento, el ballet cristaliza como forma artística definida
entre los siglos XVII y XIX.
De eso se establece y universaliza la llamada hoy por lo común danza clásica,
fundamento de todas las expresiones cultas del baile en la sociedad moderna.
La danza clásica en el término común, o más correctamente el ballet académico,
es hoy la disciplina universal de base que todo bailarín ha de poseer en
primer lugar para poder realizar, crear o transmitir después cualquier otro tipo
de danza escénica. Su técnica es un verdadero lenguaje del movimiento rítmico
humano, que se adquiere, como cualquier otra forma o idioma de expresión o
comunicación, de manera gradual y progresiva; su aprendizaje desarrolla en el
alumno el conocimiento y dominio de su cuerpo, haciendo de éste la herramienta
de la su expresión artística.
La ejecución e interpretación de la danza clásica o académica supone un
total dominio y preparación del cuerpo para que la práctica de los diferentes estilos
refleje su valor estético y adquiera un mensaje significativo en el ámbito
artístico. La formación y desarrollo de estas capacidades exige un largo proceso
en lo que resulta imprescindible la sistematización del estudio, con una dedicación
diaria que necesita de la tutela permanente del profesor. Éste proceso de
enseñanza y aprendizaje, por sus propias características espaciales, se localiza
siempre en el ámbito de la escuela. Los contenidos de las enseñanzas elementales
se concentran en el aprendizaje de los elementos fundamentales de la técnica
del ballet académico para la correcta colocación del cuerpo, que permita el
desarrollo de una sólida base de las cualidades físicas y expresivas.
La célula básica de este proceso de enseñanza y aprendizaje es la clase de
ballet, entendida en sus diversas modalidades de complejidad y según el esquema
históricamente aceptado, barra y centro, que tuvo su origen en la definición
manual de Carlo Blasis.
La clase se organiza entorno a los aspectos siguientes:
a) El estiramiento y sujeción controlados de todo el cuerpo.
b) La elasticidad controlada de las articulaciones de caderas y otros puntos
anatómicos.
c) El control primero y la flexibilidad después, de la espalda como elemento
axial básico.
d) El desarrollo controlado de las resistencias y musculación del cuerpo y
las extremidades inferiores.
e) El control de la pelvis.
f) El desarrollo de la postura llamada técnicamente en-dehors (sic. hacia
fuera) como punto de partida del vocabulario corporal del ballet.
g) El desarrollo del pie en cuanto a su fuerza, estiramiento y capacidad
cómo punto de apoyo dinámico; su utilización como elemento de transición,
pausa y descanso.
h) El mayor dominio del plié (sic. doblado), en cuanto a elasticidad y estiramiento
para su conveniencia en la obtención de un rendimiento óptimo del
equilibrio y la flexibilidad.
i) El dominio de la coordinación interior y rítmica de todos los movimientos
(cabeza, brazos y piernas).
j) Descubrimiento del propio equilibrio corporal.
k) Desarrollo de la ocupación dinámica del espacio en los ejercicios
mediante la utilización progresiva de desplazamientos a la vez que se incentiva
la coordinación de las partes del cuerpo.
l) Aprendizaje de la respiración correcta tanto en el tiempo como en la
dinámica especifica del ejercicio para obtener su máximo rendimiento.
m) El aprovechamiento óptimo de las enseñanzas elementales de danza
revierte sobre el futuro bailarín como la célula de preparación básica capaz de
situarlo en condiciones de afrontar conocimientos más complejos y específicos
de las diferentes ramas de la danza y el ballet.
Por ello el ballet académico imprime en el alumno el rigor y las condiciones
técnicas de obertura en otras expresiones, entendiendo que, por su antigüedad
y grado de madurez en la didáctica, el ballet es el origen histórico natural
de todas las ramas de la danza culta y escénica, independientemente de que, en
sus manifestaciones artísticas terminales, aparezcan muy diferenciadas entre sí.
El fundamento formativo del artista de la danza pasa necesariamente por
la iniciación progresiva que se establece en las enseñanzas elementales.
Objetivos
La danza clásica en las enseñanzas elementales tendrá que contribuir al
desarrollo de las capacidades siguientes:
a) Aplicar la sensibilidad corporal para la obtención de una calidad de
movimiento y de una interpretación rica en expresividad.
b) Adoptar una correcta colocación del cuerpo que permita una base técnica
sólida.
c) Coordinar los movimientos de las piernas, torso, cabeza y brazos,
entendiendo estas partes como elementos de un conjunto único en la interpretación.
d) Realizar correctamente los ejercicios de la barra y de su aplicación en
el centro.
e) Mostrar la fuerza y la elasticidad necesaria para el salto en sus diferentes
fases: empuje, fijación y caída, axial como en la iniciación de la batería.
f) Mostrar sentido del equilibrio como preparación a la técnica del giro.
g) Comprender la importancia de una utilización adecuada del espacio.
h) Ser consciente de la importancia de la respiración en la ejecución de
ejercicios y en la interpretación de la danza.
i) Realizar con sentido rítmico y musicalidad la ejecución de todos los
movimientos que configuran la danza.
j) Conocer la terminología propia del lenguaje de la danza académica y su
aplicación descriptiva de pasos, combinaciones de ellos o bailes.
k) Utilizar la percepción visual para aprender a primera vista y de memoria
un paso, un ejercicio o conjunto de ellos.
Contenidos
a) Conocimiento del cuerpo y de su correcta colocación.
b) Realización de movimientos para el desarrollo del en-dehors, el equilibrio,
la elasticidad, la fuerza, el salto y el giro.
c) Ejercicios en suelo, barra y centro.
d) Percepción, identificación e interiorización de las estructuras rítmicas
de los diferentes pasos.
e) Toma de conciencia de la importancia de la precisión en la realización
de la danza (solo y en grupo).
f) Utilización de la improvisación para el desarrollo de la creatividad.
g) Elementos básicos de la calidad en el movimiento: dinámica, tempo,
esfuerzo, etc.
h) Aplicación de los mismos.
i) La expresividad como elemento imprescindible de la interpretación.
j) El entrenamiento permanente y progresivo de la memoria.
k) La coordinación y su función en el movimiento en relación con la
intención expresiva.
l) Iniciación de los alumnos a los ejercicios elementales sobre las puntas.
m) Conocimientos del vocabulario específico de este nivel.
Criterios de evaluación
1. Conocer y reconocer los pasos básicos aprendidos, entendiendo su
vocabulario técnico.
2. Este criterio de evaluación permite comprobar que el alumno ha aprendido
el nombre de los pasos y su significado técnico en la danza.
3. Realizar todos los ejercicios que componen la barra de una clase de
ballet que el profesor marque en el momento (pliés, battement tendus, degages,
ronde de jambe, etc.), haciendo uso del tiempo musical exigido en este nivel y
la coordinación de los brazos, piernas y cabeza. Con este criterio se trata de
comprobar la correcta colocación del cuerpo para la obtención de una base sólida
y segura que permita al alumno más adelante realizar ejercicios más adelantados.
4. Repetir y realizar en el centro los ejercicios estudiados en la barra que
el profesor marque en el momento, utilizando correctamente el tiempo musical,
la coordinación, el espacio y las direcciones.
5. Con este criterio se trata de comprobar si el alumno ha tomado conciencia
de su equilibrio y de las direcciones en el espacio, coordinando los
movimientos entre ellas.
6. Realizar pequeñas variaciones que incluyan desplazamientos por el
espacio, marcados en el momento por el profesor.
7. Se busca con este criterio observar el sentido del alumno con respecto
al espacio, las dimensiones y las direcciones.
8. Realizar a primera vista pequeñas variaciones de pasos que incluyan los
ejercicios fundamentales de la técnica del giro en-dehors y endedans.
9. Este criterio pretende observar la coordinación de brazos, piernas y
cabeza en el trabajo del giro y el control del equilibrio de todo el cuerpo en un
movimiento con impulso ligado y continuado.
10. Realizar, siguiendo las indicaciones del profesor, los ejercicios que
irán desarrollando la técnica del salto (pequeños saltos en dos piernas, sobre una
sola y primeros saltos de batería).
11. Este criterio pretende comprobar el impulso al doblar y estirar las
piernas rápidamente, el control y sujeción del demi-plié para el empuje y la
caída del salto, de dos piernas o una sola, la sujeción del torso, axial como la
elevación de las caderas en el salto.
12. Realizar en el centro pequeñas variaciones, que el alumno tiene que
memorizar después de haber sido indicadas verbalmente por el maestro, marcando
los pasos dentro de su correspondiente ritmo.
13. Este criterio pretende comprobar y observar los reflejos, la memoria
y la musicalidad del alumno.
14. Realizar pequeñas combinaciones de pasos en puntas con los ejercicios
básicos.
15. Mediante este criterio se pretende observar el desarrollo de la fuerza
de los pies y el conocimiento del trabajo del pie para la subida y bajada con las
zapatillas de puntas.
16. Caminar y realizar un saludo, improvisado por cada alumno sobre un
fragmento musical.
17. Se busca con este criterio observar las cualidades necesarias para la
estética de la danza, como el desarrollo físico, la personalidad, musicalidad, sensibilidad,
armonía, elegancia en el movimiento y la comunicación con el público.
18. Reproducir e interpretar un ejercicio en tiempo de adagio con portu
de bras y diferentes posiciones en el suelo.
19. Este criterio pretende comprobar la expresión artística, la interpretación
y la sensibilidad musical en el movimiento.
DANZA ESPAÑOLA
Introducción
La definición de la danza española como un género específico con sus
modalidades básicas y fundacionales con una intervención clara en los fenómenos
musicales de la época. De manera tal que lo que entendemos hoy por danza
escénica española es la síntesis, enriquecida teatralmente, del patrimonio folklórico,
la escuela bolera y el flamenco, en un proceso de estilización, codificación
y didáctica que discurrió en el tiempo de forma paralela a la corriente musical
colorista, y que desembocará en un cuarto presupuesto: la danza estilizada y
el clásico español.
Todo esfuerzo de formación del bailarín tiene que ir encaminado a un concepto
básico de artista plural, su cultura complementaria en relación a la especialidad
que desarrolle después, tiene que permitirle afrontar el trabajo profesional
desde la perspectiva de un conocimiento amplio de la danza, como un arte
que contiene muchas ramas y variedades de expresión.
La danza española en las enseñanzas elementales de danza, entendida no
como una especialidad sino como parte de la formación global del futuro bailarín,
contribuye en el desarrollo de las capacidades recogidas en los objetivos de
estas enseñanzas de forma decisiva, fomentando la musicalidad, intensificando
el sentido del ritmo, la flexibilidad y la percepción coreográfica.
No existe, por eso, contradicción de base entre los conocimientos del
ballet académico y los de la danza española, sino que, al contrario, ambos se
complementan, porque de su interrelación se deriva una más depurada calidad
de movimientos y un mayor enriquecimiento expresivo.
Los contenidos de las enseñanzas elementales de danza se centran esencialmente
en el conocimiento de la escuela bolera, la adquisición de las habilidades
necesarias para una buena utilización de las castañuelas y el contacto con
el folklore, que permitirá al alumno experimentar vivencias relacionadas con
formas coreográficas.
Estos contenidos se refieren a los aspectos siguientes:
a) La adquisición de la habilidad necesaria para el correcto toque de las
castañuelas.
b) El desarrollo de las habilidades necesarias para ejecutar correctamente
ritmos elementales con los pies, como iniciación al trabajo de tierra de la danza
española y el flamenco.
c) El desarrollo del sentido rítmico a través del acompañamiento con las
castañuelas, el zapateado y, eventualmente, con ambos.
d) La coordinación de todos los movimientos de cabeza, brazos, piernas,
tronco, castañuelas y zapateado, a través de un uso consciente de tales medios.
e) El descubrimiento del propio equilibrio corporal manteniendo el carácter
y la estética correspondiente al estilo sobre el que se trabaja.
f) La adquisición a través del contacto con el folklore, del sentido dinámico
que facilite una utilización correcta del espacio individualmente, en grupo
o en parejas.
g) El aprendizaje de la respiración correcta tanto en el tiempo como en la
dinámica especifica de los ejercicios, para obtener su máximo rendimiento y
calidad interpretativa.
h) En suma, a través de la danza española, las enseñanzas elementales de
danza tendrán que proporcionar al futuro bailarín una preparación corporal conjunta
capaz de dotarlo de un sentido estético básico del movimiento que le permita
acceder, en su caso, a la propia especialidad de la danza española o bien
prepararlo para que la mencionada experiencia contribuya a dotarlo de calidad
en cualquiera de las ramas de la danza que seleccione posteriormente.
Objetivos
La danza española en las enseñanzas elementales de danza tendrá que
contribuir al desarrollo inicial de las capacidades siguientes:
a) Aplicar la sensibilidad corporal a la obtención de una calidad del movimiento
y de una interpretación rica en expresividad.
b) Coordinar los movimientos de piernas, torso, cabeza y brazos armónicamente,
en función del estilo y la danza.
c) Comprender la importancia de una utilización adecuada del espacio.
d) Ser consciente de la importancia de la respiración en la ejecución de
ejercicios y en la interpretación de la danza.
e) Realizar con sentido rítmico y musicalidad la ejecución de todos los
movimientos que configuran una danza.
f) Conocer la terminología propia del lenguaje de la danza española y su
aplicación descriptiva de pasos, combinaciones de ellos, bailes y estilos.
g) Utilizar la percepción visual para aprender a primera vista y memorizar
un paso, un ejercicio o un conjunto de ellos.
h) Reconocer las diferentes formas que engloba la danza española.
i) Mostrar una sensibilidad corporal que capacite la ejecución de la danza
española en sus diversos estilos y caracteres: castañuelas, el zapateado, los silbidos
y las palmas.
Contenidos
a) Percepción del carácter de la danza española en relación con la actitud
y postura general del cuerpo, como punto de partida para desarrollar una danza
e incorporar los diferentes estilos.
b) Práctica de las castañuelas y de su coordinación con brazos, torso y
cabeza.
c) Diferentes toques y matices de las castañuelas.
d) Ejercicios de pies y muñecas para el inicio del estudio del flamenco.
Iniciación al acompañamiento rítmico con palmas.
e) Estudio de danzas folklóricas de estructura simple para el desarrollo de
la capacidad de bailar coordinadamente en grupo o parejas.
f) Estudio de los pasos básicos que constituyen el vocabulario técnico de
la escuela bolera dentro de la danza escénica española; integración del toque de
las castañuelas dentro de éstos: baile de escuela y palillos.
g) Variedades de giros coordinados con el apoyo de cabeza, brazos y el
acompañamiento musical de las castañuelas.
h) Aplicación del estudio de las danzas de pareja, mediante la práctica de
sevillanas, seguidillas y otras danzas adecuadas a este nivel, con énfasis en la
relación entre los intérpretes y su proyección espacial, demostrando en la danza
una identificación e incorporación del carácter y el estilo de la escuela bolera.
i) Estudio de variaciones breves que contengan, entre otros elementos:
formas de caminar (lentas y rápidas); paradas y finales; vueltas simples con el
apoyo sonoro del toque de las castañuelas o el zapateado, haciendo énfasis en el
fraseo, el final de los pasos, la intención expresiva, los acentos y matices musicales.
j) Entrenamiento permanente y progresivo de la memoria.
Criterios de evaluación
1. Memorizar e interpretar sobre un fragmento musical variaciones coreográficas
marcadas por el profesor y elaboradas con pasos elementales y sus respectivos
movimientos de brazo y toques de castañuelas. Este criterio de evaluación
pretende comprobar la buena coordinación de movimientos (pasos, cuerpo,
brazos, cabeza, castañuelas) y su correcta ejecución técnica dentro del ritmo.
2. Improvisar danzas sencillas utilizando ritmo y fraseo musical adecuado,
creatividad, espacio, recursos técnicos e instrumentales, axial como los
conocimientos adquiridos. Con este criterio de evaluación se pretende observar
la capacidad creativa, el concepto de estilo, el grado de comprensión coreográfica
y de comunicación que tiene el alumno.
3. Interpretar en público una danza, en grupo o en parejas, en libre elección
del alumno. Este criterio de evaluación pretende observar que el alumno
es capaz de disfrutar de la danza y mantener una relación interpretativa y espacial
con el resto de los componentes del grupo, dejando fluir sus sentimientos y
personalidad y consiguiendo una conexión emocional con el público.
4. Realizar, siguiendo las indicaciones del profesor, los ejercicios que irán
desarrollando la técnica del zapateado. Este criterio pretende comprobar la
correcta colocación del cuerpo, el control y sujeción de la espalda, de la flexión
de las rodillas y la calidad sonora de los pies.
5. Realizar, siguiendo las indicaciones del profesor, los ejercicios de brazos
y manso específicos para la iniciación del flamenco. Este criterio pretende
comprobar que el alumno haya comprendido el carácter y el estilo característico
sin perder su colocación.
6. Demostrar el conocimiento de algunos ritmos de flamenco a través de
las palmas, sobre el apoyo de la guitarra. Este criterio pretende comprobar el
sentido rítmico del alumno y el conocimiento de algunos ritmos del flamenco.
7. Caminar dentro de los diferentes ritmos y estilos, tanto con zapato como con zapatilla. Se pretende con este criterio comprobar la buena coordinación
de todos los movimientos del cuerpo, el porte y la elegancia dentro del estilo
elegido.
8. Reproducir e interpretar un ejercicio de movimiento de brazo adecuado
a este nivel sobre un fragmento musical. Este criterio pretende comprobar el
desarrollo artístico, expresivo y musical del alumno.
MÚSICA
Introducción
La música, como manifestación artística de las relaciones sonorotemporales,
presenta una total correspondencia con el mundo de la danza, el movimiento
y el lenguaje corporal. De hecho, la danza, desde sus orígenes, ha representado
la vivencia corporal de la música: la imagen plástica que expresa el contenido
del pensamiento musical.
Esta correspondencia música-danza-plástica supone, de hecho, la síntesis
más antigua y fructífera de la historia de las manifestaciones artísticas.
La pedagogía musical, consciente sin duda de las posibilidades formativas
de esta correspondencia, ha incorporado desde las primeras décadas de nuestro
siglo el movimiento y la danza como elementos básicos del aprendizaje de la
expresión musical.
Por su carácter temporal, el hecho musical está integrado por una serie de
parámetros que, tan en forma aislada como en conjunto, se encuentran en íntima
relación con el movimiento; por un lado, la organización sintáctica de los
elementos melódicos y armónicos conduce a un discurso integrado por una
cadena de segmentos o gestos formales dotados de una dirección determinada
tanto por la propia música como por el compositor; por otra parte, y por ser
esencialmente movimiento, no es ni siquiera concebible una mera comprensión
racional del ritmo sin sentir la fuerza cinética que conduce en la acción, de igual
manera que no puede entenderse la danza como una mera técnica corporal desvinculada
del impulso, la emoción y el carácter que le proporciona la música.
La educación musical contribuye de forma decisiva a la adquisición y desarrollo
de capacidades que se recogen en los objetivos generales de las enseñanzas
elementales de danza, tales como: una mejor comprensión de las relaciones
espacio-temporales y de su vinculación con la organización formal del
lenguaje sonoro; una correcta coordinación de movimientos a través del sentido
rítmico y una sensibilidad corporal para expresar con la precisión necesaria la
dinámica y el fraseo en relación con las exigencias del estilo.
Siendo ésta la finalidad de la música en el currículum de danza, los contenidos
serán esencialmente los mismos que los que se encuentran en la base de
la formación del músico.
En el caso del alumno de danza, y dado lo esencial para esta disciplina de
la práctica de conjunto, los mencionados contenidos serán desarrollados a través
del canto, el movimiento y la práctica instrumental con instrumentos de técnicas
no complejas como medios expresivos propios de la práctica musical de
conjunto.
La capacidad de interiorización del mensaje sonoro pasa, necesariamente,
por el conocimiento tanto teórico como práctico de los elementos que configuran
su lenguaje (ritmo, melodía, armonía y forma), para poder encauzar de
forma consciente y responsable la necesidad de expresar con el cuerpo el significado
profundo e inaprensible de la música.
Por último, junto a la adquisición de estos conocimientos, tiene que estimularse
el desarrollo de actitudes de curiosidad e interés por todo lo relativo al
significado de la música como lenguaje artístico y medio de expresión cultural
de los pueblos y las personas.
Objetivos
a) Compartir vivencias musicales con los compañeros del grupo, que permitan
enriquecer su relación afectiva con la música a través del canto, del movimiento,
de la audición activa y de instrumentos de pequeña percusión.
b) Demostrar la coordinación corporal necesaria para la correcta comprensión
e interpretación rítmica, utilizando las destrezas de asociación y disociación
correspondientes.
c) Utilizar el oído interno para relacionar la audición con su representación
gráfica.
d) Interpretar de memoria ritmos, melodías y canciones que conducen a
una mejor comprensión de los diferentes parámetros musicales.
e) Relacionar las cualidades del sonido (durada, altura, intensidad y timbre)
con sus posibilidades expresivas a través del movimiento.
f) Leer y escribir fórmulas rítmicas y melódicas, axial como fragmentos o
melodías de corta duración.
Contenidos
a) Percepción, identificación e interiorización del pulso.
b) Percepción e identificación del acento.
c) Formulas rítmicas básicas: lectura y escritura.
d) Simultaneidad de ritmos.
e) Relación de los elementos rítmicos con el movimiento corporal.
f) Práctica e identificación de cambios de compás.
g) Sensibilización vocal: práctica de la respiración, articulación, resonancia
y entonación.
h) Reconocimiento de los movimientos melódicos ascendentes y descendientes.
entonación de intervalos melódicos conjuntos y disjuntos.
i) Reconocimiento y entonación de las notas de la escala.
j) Lectura y entonación de fragmentos melódicos o canciones sencillas.
k) Práctica del canto en grupo.
l) Utilización de instrumentos de pequeña percusión.
m) Improvisación vocal o instrumental para acompañar diferentes formas
de movimiento.
n) Utilización del cuerpo como instrumento de percusión: gestos sonoros
y recursos vocales.
o) Percepción e identificación de elementos formales: repetición, pregunta
respuesta, etc.
Criterios de evaluación
1. Imitar estructuras melódicas y rítmicas breves con la voz y con la percusión.
Este criterio de evaluación pretende comprobar el grado de memoria y
la capacidad de reproducir con fidelidad el mensaje recibido tanto en sus aspectos
sonoros como en su realización motriz.
2. Interpretar vocal o rítmicamente piezas escritas en grafías sencillas no
convencionales de acuerdo a unos códigos preestablecidos. Este criterio de evaluación
pretende comprobar la capacidad de relacionar los parámetros de espacio
tiempo comunes al discurso sonoro con su representación gráfica.
3. Reconocer auditivamente y percutir el pulso de una obra o fragmento.
Con este criterio de evaluación se trata de constatar la percepción del pulso
como referencia básica para la ejecución rítmica.
4. Reconocer e identificar el acento periódico de una obra o fragmento. Se
trata de comprobar la correcta percepción del acento periódico, base del compás,
reconociendo el carácter binario, ternario o cuaternario de este y el carácter
binario o ternario de cada pulso.
5. Ejecutar movimientos precisos de acuerdo con aspectos rítmicos de una
obra o fragmento escuchado. Se busca con este criterio comprobar la coordinación
corporal del alumno, adecuando su movimiento a pulsos rítmicos precisos.
6. Mantener el pulso durante periodos breves de silencio.Tiene por objetivo
conseguir una correcta interiorización del pulso que le permita una adecuada
ejecución individual o colectiva.
7. Identificar auditivamente e interpretar cambios sencillos de compás. Se
intenta verificar la capacidad de percepción auditiva y de realización práctica de
cambios de compás de unidad igual o diferente. En este caso sólo: 1), negra =
negra; 2), negra = negra con punto; 3), negra = blanca; 4), corchea = corchea, y
viceversa en los casos 2) y 3).
8. Entonar una melodía o canción tonal con acompañamiento. Tiene por
objeto comprobar la capacidad del alumno para aplicar sus técnicas de entonación
y de justa afinación a un fragmento tonal aplicando indicaciones expresivas
presentes en la partitura. El acompañamiento instrumental no reproducirá la
melodía.
9. Leer internamente y sin verificar la entonación un texto musical y
reproducirlo de memoria. Se trata de comprobar la capacidad del alumno para
imaginar, reproducir y memorizar imágenes sonoras de carácter melódicorítmico
a partir de la observación de la partitura.
10. Reproducir modelos melódicos sencillos o escalas a partir de diferentes
alturas. Se trata de comprobar la destreza del alumno para reproducir un mismo hecho melódico desde cualquier sonido, manteniendo correctamente el
intervalo del modelo.
11. Improvisar estructuras rítmicas sobre un fragmento escuchado. Con
este criterio de evaluación se pretende estimular la capacidad creativa del alumno,
aplicando libremente formulas rítmicas conocidas o no, acordándolas con el
pulso y el compás del fragmento escuchado.
12. Improvisar melodías tonales breves. Este criterio pretende comprobar
la asimilación por parte del alumno de los conceptos tonales básicos.
13. Reproducir por escrito fragmentos sencillos rítmicos y melódicos
escuchados. Mediante este criterio se evalúa la capacidad del alumno para reconocer
y reproducir aspectos rítmicos y melódicos conocidos.
14. Describir posteriormente en una audición los rasgos característicos de
las obras escuchadas o interpretadas. Este criterio de evaluación pretende constatar
la capacidad del alumno para percibir aspectos diferentes: rítmicos, melódicos,
cadencias formales, timbres, etc., seleccionando previamente los aspectos
que tendrán que ser identificados, o bien dejando libremente que identifiquen
los aspectos que les resulten más notorios.
15. Realizar pequeñas improvisaciones con procedimientos musicales
convencionales o no convencionales (texturas, atmósferas, efectos, etcétera),
partiendo de un proyecto previo a lo que tendrá que ajustarse la ejecución en la
mayor medida posible. Este criterio de evaluación pretende comprobar el grado
de control consciente de la realización de una idea musical elaborada previamente.
ANEXO 3
CERTIFICADO ACADÉMICO A EFECTOS DE TRASLADO, CORRESPONDIENDO
LAS ENSEÑANZAS ELEMENTALES DE DANZA.
DATOS DEL CENTRO DE ORIGEN
DENOMINACIÓN.................................................................... ........................
TITULARIDAD........................................ CÓDIGO DEL CENTRO...................
LOCALIDAD........................................... ISLAS BALEARES
DATOS PERSONALES DEL ALUMNO/A
APELLIDOS...................................................................................................
NOMBRE........................................................
FECHA DE NACIMIENTO............................ LOCALIDAD..........................
PROVÍNCIA..................................................
NACIONALIDAD..........................................................................................
NOMBRE DEL PADRE O TUTOR ........................................................................
NOMBRE DE LA MADRE O TUTORA .................................................................
DATOS DEL CURRÍCULO DE LAS ENSEÑANZAS ELEMENTALES DE
DANZA IMPARTIDO EN EL CENTRO DE ORIGEN (1)
DISPOSICIONES REGULADORAS DEL CURRÍCULO
.........................................................................................................................
RELACIÓN DE ASIGNATURAS DEL CURRÍCULO.
CURSO 1º CURSO 2º CURSO 3º CURSO 4º
........................... ........................... ............................. .........................
........................... ........................... ............................. .........................
........................... ........................... ............................. .........................
........................... ........................... ............................. .........................
(!) Sólo cuando el centro de destino se encuentre fuera del ámbito de gestión de las Islas
Baleares.
DATOS DE LA EVALUACIÓN DELALUMNO
Especialidad Asignaturas Año Resultado Año Resultado Año Resultado
..................... (Indique dentro (1) Evaluación (1) Evaluación (1) Evaluación
..................... de esta columna (2) (2) (2)
las asignaturas
de cada curso)
PRIMERO
CURSO
SEGUNDO
CURSO
TERCER
CURSO
QUARTO
CURSO
OBSERVACIONES EN RELACIÓN A LA PERMANENCIA DE LAS ENSEÑANZAS
ELEMENTALES
....................................................................................................................................
Indique, si es necesario, el supuesto de ampliación del límite de permanencia establecida
el artículo 15 de la Orden, de 25 de junio de 2007 y el curso al cual se autorizó.
(1) Indique el año académico
(2) Se consignarán los siguientes datos: Apto / No apto o convalidada.
Sr./Sra........................................................., secretario/a del Conservatorio.....................
CERTIFICA
A solicitud del Centre....................................................................i a efectos de traslado al
mencionado centro, que los datos reflejados en el presente certificado se corresponden
con el expediente del alumnado.
.......................................,a................................de........................de............................
Visto bueno
El/La director/a El/La secretario/a
(sello del centro)
Fdo. .................................... Fdo. ................................................



Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2021 Siena, S.A.