Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

REAL DECRETO 938/2001, de 3 de agosto, por el que se modifica el Real Decreto 1179/1992, de 2 de octubre, por el que se establece el currículo del Bachillerato.
PARTE 8


MATEMÁTICAS APLICADAS A LAS CIENCIAS SOCIALES I Y II
Introducción
Las Matemáticas del Bachillerato deben, por un lado,
proporcionar al alumno la madurez intelectual y el
conjunto de conocimientos y herramientas necesarios que
le permita, al finalizar su Enseñanza Secundaria, moverse
con seguridad y responsabilidad en la sociedad, por otra
parte, deben garantizar una preparación adecuada para
acceder a estudios posteriores de formación profesional
superior o universitarios.
Con estas Matemáticas Aplicadas a las Ciencias
Sociales se pretende facilitar al alumno los
conocimientos matemáticos que precisa el estudio de la economía,
la psicología, la sociología y todas aquellas otras ciencias
llamadas sociales. Se buscará, por tanto, la aplicación
de las destrezas matemáticas aprendidas a la resolución
de problemas de carácter socioeconómico.
Por otra parte, determinadas características como el
rigor formal, la abstracción o los procesos deductivos
que estructuran y definen el método matemático, no
pueden estar ausentes de las matemáticas de
Bachillerato, cualquiera que sea su nivel y modalidad. En este
caso, los atributos anteriormente señalados deberán
aplicarse con la suficiente prevención y de forma escalonada
a lo largo de los dos cursos de la etapa, respetando,
en cualquier caso, las características metodológicas
asignadas a cada uno de ellos.
En las Matemáticas de esta modalidad, y sobre todo
en las de segundo curso, se debe buscar que el alumno
desarrolle un grado de madurez que le permita
comprender los problemas que se le presentan, elegir un
modelo matemático que se ajuste a él e interpretar
adecuadamente las soluciones obtenidas dentro del
contexto planteado por el problema.
Una de las características más significativas de
nuestro tiempo es el pujante desarrollo tecnológico que se
refleja, fundamentalmente, en el uso generalizado de
las nuevas tecnologías. No es aventurado vaticinar que,
de seguir el ritmo actual, el acceso a la información,
por parte de cualquier ciudadano y en cualquier lugar
del mundo, quedará supeditado a su capacidad para
manejar de forma inteligente y razonada aquellos
recursos tecnológicos, sobre todo los de tipo informático, que
la facilitan. En consecuencia, es necesario incorporar,
en el currículo de matemáticas, el uso de todos aquellos
recursos tecnológicos (calculadoras, programas
informáticos, Internet, etc.) que resulten adecuados para el
desarrollo de determinados procedimientos rutinarios,
en la interpretación y análisis de situaciones diversas
relacionadas con los números, el álgebra lineal, el análisis
funcional o la estadística, así como en la resolución
práctica de numerosas situaciones problemáticas,
relacionadas con la economía, la sociología, la tecnología o,
simplemente, con la vida cotidiana.
Parece innecesario resaltar que los procesos que se
involucran en la resolución de un problema matemático
ayudan, de modo muy importante, a desarrollar la
capacidad de razonar de los alumnos, a la vez que les proveen
de actitudes y hábitos propios del quehacer matemático.
Por consiguiente, la resolución de problemas constituye
uno de los objetivos principales de las Matemáticas,
independientemente de la etapa o el nivel que se les asigne,
y debe tratarse de forma transversal a lo largo del
currículo.
Con la práctica disciplinada y constante se deberá
procurar la formación matemática necesaria para que
pueda el joven estudiante hacer frente a situaciones
problemáticas nuevas y desconocidas.
Por último, se deberá seguir cuidadosamente el
proceso de aprendizaje de los alumnos, cuidando que éstos
desarrollen el grado de confianza en sí mismos necesario
para sumergirse en el estudio de esta disciplina.
Objetivos
1. Aplicar sus conocimientos matemáticos a
situaciones diversas que puedan presentarse en fenómenos
y procesos propios de las ciencias sociales.
2. Utilizar y contrastar diversas estrategias para la
resolución d


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2018 Siena, S.A.