Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

LEY 16/2002, de 28 de junio, de educación permanente de Aragón.



En nombre del Rey y como Presidente de la Comunidad Autónoma de
Aragón, promulgo la presente Ley, aprobada por las Cortes de Aragón,
y ordeno se publique en el «Boletín Oficial de Aragón» y en el
«Boletín Oficial del Estado», todo ello de conformidad con lo
dispuesto en el artículo 20.1 del Estatuto de Autonomía.

PREAMBULO I
La sociedad aragonesa, como todas las sociedades desarrolladas, está
experimentando en la actualidad profundas transformaciones. Alguna
de ellas guarda estrecha conexión con las mismas bases de las
relaciones sociales y del sistema productivo. En efecto, cada vez
más, las relaciones sociales y económicas se fundamentan
imprescindiblemente en el acceso a la información y las consiguientes
posibilidades de comunicación y difusión del conocimiento. Esta
transformación es, a la vez, causa y consecuencia del desarrollo
tecnológico y de la mundialización de nuevos canales de comunicación,
de la progresiva integración de los mercados y de la creciente
diversificación cultural.

Estos cambios están modificando todas las esferas de la vida: desde
las formas de producción y la estructura del empleo a los modos de
entender el mundo y las relaciones entre naturaleza y sociedad,
pasando por las modificaciones en los antes simples esquemas de la
vida cotidiana. El nuevo sistema social crea oportunidades para todas
las personas, pero también supone diversos riesgos producidos por las
tensiones entre lo global y lo local, la identidad y la
instrumentalización, entre el progreso y la exclusión económica,
social y cultural.

Para hacer frente a los grandes desafíos provocados por la
transformación social, resultan imprescindibles la participación, la
creatividad y las capacidades de todos los ciudadanos. Desarrollar
el ejercicio de la participación, liberar la creatividad e
incrementar la capacitación son tareas en las que la educación
permanente tiene que jugar un papel decisivo. Consecuentemente, la
educación permanente representa un principio fundamental de todo
sistema que considere la educación como un servicio básico que
contribuye a la mejora del bienestar de los ciudadanos. Además, la
educación permanente, entendida como el proceso de actividades y
acciones que, de forma intencionada, promueven y facilitan el
aprendizaje a lo largo de toda la vida, viene a ser un instrumento
eficaz para que la sociedad entera pueda progresar hacia los ideales
de libertad, igualdad y solidaridad. Ello es enteramente aplicable a
la sociedad aragonesa.

En el proceso de transformación de Aragón hacia una sociedad del
conocimiento que estamos viviendo en la actualidad, la educación
permanente se ha convertido en un imperativo, tanto en el ámbito
sociocultural como en el mundo del trabajo. Desde un punto de vista
predominantemente social, la educación permanente promueve y facilita
la formación de los ciudadanos para que su participación sea más
activa y consciente en todas las esferas de la vida, de manera que el
progreso social esté fundado en el pleno desarrollo de los derechos
humanos. Pero desde ópticas fundamentalmente productivas, la
educación permanente promueve y facilita la formación de los
ciudadanos para mejorar y poner al día su capacitación profesional,
de manera que se contrarresten las tendencias que agravan la
desigualdad y la exclusión. Ello quiere decir que las acciones
formativas de educación permanente contribuyen, en definitiva, a la
inserción de todas las personas en el medio social y económico.

En Aragón, la realidad demográfica -que incluye los desequilibrios
territoriales, el envejecimiento de la población y el incremento de
la inmigración, así como los niveles y necesidades de formación
instrumental de la población, de acuerdo con los requerimientos que
la emergente sociedad del conocimiento demanda- constituye el punto
de partida imprescindible a la hora d


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2018 Siena, S.A.