Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

DECRETO N.º 111/ 2002, de 13 de septiembre, por el que se establece el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.
PARTE I


La Constitución española establece en su artículo 27 el
derecho de todos los ciudadanos a la educación, derecho
fundamental que tiene por objeto el pleno desarrollo de la
personalidad humana en el respeto a los principios
democráticos de convivencia, que promueve las condiciones
de igualdad y libertad y que, finalmente, impulsa el progreso
de una sociedad en todos sus ámbitos. Estos principios
quedan, asimismo, recogidos en el Estatuto de Autonomía de
la Región de Murcia, Estatuto que establece que la
Comunidad Autónoma velará por garantizar el adecuado
ejercicio de los derechos fundamentales de todos cuantos
residen en ella, y que en su artículo 16 le atribuye las
competencias de desarrollo legislativo y ejecución de la
enseñanza en toda su extensión.
La educación como derecho social aparece
desarrollada en la Ley Orgánica 1/ 1990, de 3 de octubre, de
Ordenación General del Sistema Educativo, norma básica
cuyo objetivo último es proporcionar a los alumnos una
formación plena que le permita conformar su propia
identidad y construir una concepción de la realidad que
integre su conocimiento y su valoración ética y moral, desde
una perspectiva multidisciplinar.
La citada Ley Orgánica 1/ 1990, en su artículo cuarto,
apartado tres, dispone que las Administraciones educativas
competentes establecerán el currículo de los distintos
niveles, etapas, ciclos, grados y modalidades del sistema
educativo, del que formarán parte, en todo caso, las
enseñanzas mínimas.
A partir de la promulgación del Real Decreto 938/ 1999,
de 4 de junio, sobre traspaso de funciones y servicios de la
Administración del Estado a la Comunidad Autónoma de la
Región de Murcia en materia de enseñanza no universitaria y
del Decreto 52/ 1999, de 2 de julio, por el que se aceptan las
competencias y se atribuyen a la Consejería de Educación y
Cultura las funciones y servicios transferidos, y establecidas
las enseñanzas mínimas de Educación Primaria en el Real
Decreto 1006/ 1991, de 14 de junio, esta Comunidad
Autónoma tiene la responsabilidad de elaborar el currículo de
esta etapa educativa.
Atribuir a las Administraciones del Estado y Autonómica
la corresponsabilidad en el establecimiento de las
necesidades educativas y de la programación general de la
enseñanza supone un reconocimiento explícito de los
elementos comunes y diferenciales que definen la realidad
socioeducativa española. Existe así, respetando las
competencias básicas del Estado, la posibilidad de
configurar un proyecto educativo que responda a los
intereses, necesidades y rasgos específicos del contexto
histórico, social, cultural y natural de la Región de Murcia, sin
desligarlos de contextos más amplios –nacional, europeo y
mundial–, que faciliten la adecuada comprensión de su
significado y relevancia. Por todo ello, esta Comunidad
Autónoma a fin de que el currículo respondiera a los
intereses y necesidades de sus ciudadanos, ha optado para
su elaboración por un procedimiento de trabajo basado en la
participación del profesorado. El presente currículo es el
resultado de la integración de las diferentes propuestas
formuladas desde los centros educativos.
El currículo, primera concreción de estos principios y
manifestación de los propósitos educativos, trasciende el
ámbito de lo estrictamente académico porque se inscribe en
el complejo proceso de construcción regional que emprendió
la Región de Murcia una vez aprobado su Estatuto de
Autonomía. Varias perspectivas orientaron, y siguen guiando
en la actualidad, ese proceso y en todas ellas se advierte la
función fundamental de la educación.
La primera nace de nuestra propia historia y de su
ineludible conocimiento; una región que albergó culturas
como la argárica, ibérica, púnica, romana, bizantina y
visigoda, y fue lugar de encuentro fecundo que aglutinó las
aportaciones cristiana, musulmana y judía, posee un acervo


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2021 Siena, S.A.