Menu
  Información
  Abónese
  Servicios Gratuitos
  Ayuda
  Mapa del sitio
  Contactar
 Demostración

 Solicitar una
 demostración

 E-mail  

 Abonados

 Acceso usuarios

 usuario  
 contraseña  

 


Legislación básica
 

ORDEN FORAL 50/2004, de 2 de marzo, del Consejero de Educación del Gobierno de Navarra, por la que se aprueban las normas para la selección de Directores de los centros públicos dependientes del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.




La entrada en vigor de la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (LOCE) ha supuesto una modificación profunda de la Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de la participación, la evaluación y el gobierno de los centros docentes (LOPEGCE) en cuanto a los órganos de gobierno de los centros y la selección y nombramiento del director en los centros docentes públicos, tal y como se recoge en los artículos 77, 78, 79 y 80 del Capítulo V y en los artículos 86 al 94 del Capítulo VI de la mencionada Ley de Calidad de la Educación.

El cargo de Director deja de proveerse por un sistema electoral y la selección se efectúa mediante un concurso de méritos entre los profesores que presenten su candidatura, según lo dispuesto en la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre.

Por lo tanto, resulta necesaria una regulación específica para la selección, nombramiento y cese del Director y de su Equipo Directivo que, junto al Director, son los órganos de gobierno de los centros docentes públicos gestionados por el Departamento de Educación.

La calidad educativa tiene como uno de sus pilares básicos una dirección escolar eficaz que asegure el buen funcionamiento del centro y que responda a las necesidades del ámbito escolar en que está inserto convirtiéndose en referente y elemento dinamizador de las inquietudes de cada contexto.

Por ello, y siguiendo los principios generales de la Ley de Calidad de la Educación, este Departamento de Educación pretende dotar a las direcciones de los centros de la legitimidad, estabilidad, competencias, autonomía, condiciones e incentivos necesarios para asegurar el buen funcionamiento de los centros docentes públicos.

La selección y nombramiento de Directores de centros públicos docentes se efectuará mediante concurso de méritos entre profesores funcionarios de carrera de los cuerpos del nivel educativo y régimen a que pertenezca el centro, de conformidad con lo establecido por la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación en su Capítulo VI, artículos 86 y 87.

A tal efecto se nombrarán las Comisiones seleccionadoras conformadas por representantes de la Administración Educativa y del centro en la proporción determinada por el artículo 88 de la mencionada Ley Orgánica, que deberá estar constituida, al menos por un treinta por ciento de representantes del centro correspondiente, de los que serán miembros de ese Claustro, como mínimo, un cincuenta por ciento, y, en atribución a lo estipulado en el apartado 4, corresponde a las Administraciones determinar el número de vocales y establecer la proporción entre los representantes del Departamento de Educación y de los centros docentes.

El Departamento de Educación organizará un Programa de Formación Inicial consistente en un curso teórico y un período de prácticas y nombrará Director del centro correspondiente al profesor que haya superado este programa de formación inicial.

Quedarán exentos de la realización del Programa de Formación Inicial aquellos profesores aspirantes seleccionados que tengan adquirida dicha categoría. Según establece el artículo 89 de la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, tendrán la categoría de Director aquellos acreditados que hubiesen ejercido como directores por lo menos durante tres años antes de la publicación de esta Ley Orgánica. En el artículo octavo de la presente Orden foral se regula la exención total o parcial del programa de Formación Inicial de los candidatos.

Los directores ejercerán las funciones propias del cargo y recibirán las retribuciones establecidas en la normativa vigente.

A lo largo de los tres años de nombramiento, los directores serán evaluados y, tras obtener evaluación positiva, adquirirán la categoría de Director para los centros públicos del nivel educativo y régimen del que se trate. Esta categoría surtirá efectos en el ámbito de todas las Administraciones educativas.

Al producirse vacantes el 30 de junio de 2004


Magislex® Servicio de legislación educativa
      © 2021 Siena, S.A.